Archivo de la categoría: lo barnechea

Las Hualtatas

Hualtata con flores. Fuente: chilebosque.clLa hualtata (waltata) es una planta nativa chilena, con el nombre científico de Senecio fistulosus.

Posee en su base grandes hojas, que pueden llegar a medir 40 cm., de donde emerge un tallo friboso, coronado por flores amarillas. Crece cerca de cursos de agua, desde la región de Coquimbo hasta la zona de Valdivia.

También conocida como lengua de vaca o lampazo, era utilizada por los habitantes originarios de Chile con fines curativos, especialmente para tratar enfermedades del corazón y como diurético.

Sigue leyendo

Contralmirante Arturo Fernández Vial

Arturo Fernandez Vial Fuente:armada.clHéroe del Combate Naval de Iquique, que tenía el cargo de guardamarina de entrepuente de la corbeta Esmeralda. Nació en Santiago, el 15 de marzo de 1858, y a los catorce años inició su carrera ingresando la Escuela Militar, pasando tres años después a la Escuela Naval. Tras un año dentro del instituto naval recibió el cargo de Gardiamarina, siendo asignado a la corbeta O’Higgins.

A los 21 años, un 21 de mayo de 1879, participó a bordo de la Esmeralda del Combate Naval de Iquique, tras el cual fue tomado preso, primero en la entonces peruana ciudad de Iquique y después en Tacna. El 31 de diciembre recibió la libertad al ser intercambiado por un prisionero peruano.

Producto de su participación en la gesta de Prat fue ascendido al cargo de Teniente Primero, cumpliendo labores en la cañoñera Pilcomayo y en el destructor Huáscar, dos embarcaciones que fueron capturadas por la marina chilena. En el histórico destructor participó en el Bombardeo de El Callao y en las decisivas batallas de Miraflores y Chorillos. Tras terminada la guerra es ascendido primero a Capitán de Corbeta y después a Comandante.

En 1891 Fernández se encontraba en Punta Arenas, a cargo del Almirante Lynch, alineandose con los rebeldes congresistas, lo que le valió ser tomado preso. Huye a Montevideo, para volver a reintegrarse a las fuerzas armadas.  En 1899 fue ascendido a Contralmirante, retirándose en 1916.

En 1903 los trabajadores ferroviaros y los estibadores de la ciudad de Valparaíso hicieron una huelga, que desembocó en actos de violencia. Germán Riesco, Presidente de Chile, envió a Fernández a controlar la situación, con la orden de asesinar a los líderes del movimiento. Sin embargo, Fernández intervino de manera pacífica en el conflicto, intercediendo por los trabajadores  ante un tribunal, lo que detuvo las manifestaciones, sin derramamiento de sangre. Por este hecho, el club deportivo Internacional de Concepción, que reunía a los trabajadores ferroviarios decidió cambiar su nombre al de Club Deportivo Ferroviario Almirante Arturo Fernández Vial.

Sus últimos años los dedicó a la beneficiencia, falleciendo en 1931.

Sigue leyendo